Tablet infantil o tablet normal

Tablet infantil o tablet normal… Algunos fabricantes  han desarrollado dispositivos enfocados directamente para niños en medio de un mercado que no para de crecer. Pero, ¿realmente merece la pena pagar más por una tablet infantil? ¿A iguales prestaciones no sale más barato comprar una tablet normal y adaptarla para los más pequeños? Ambas preguntas tienen como respuesta un SI. Porque ambas opciones ofrecen sus ventajas y dependerá de lo que busques que una te parezca más adecuada que otra. Veamos dos ejemplos.
Foto via dreamstime.com

Foto via dreamstime.com

OPCION A: Comprar una tablet normal

Pongamos que tenemos un presupuesto de entre 100 y 150 euros, no hay más tablets en la casa y queremos adquirir un dispositivo que sirva para la familia pero sobretodo para que se inicie en las nuevas tecnologias el peque o la peque de la casa que tiene 6 años. Podríamos decantarnos por el modelo de 8 Gb de memoria interna de ASUS Memopad HD 7 (ME173X), una tablet bastante potente de 7 pulgadas, procesador de cuatro nucleos (quad core), buena resolución, dos cámaras, salida HDMI para conectarla a la tele, con carcasa en diferentes colores y que además lleva GPS incorporado. Buenas prestaciones a un precio bastante atractivo, la podemos encontrar por 94 € aqui. Dado que su memoria RAM es de 8 Gb sería conveniente ampliarla al menos con otros 8 Gb para no quedarnos cortos a la hora de almacenar fotos, películas, e-books… y descargar unas cuantas aplicaciones y juegos, así que comprando una tarjeta microSDHC como la que encontramos aquí por 7.45 € lo solucionamos. Y como cualquier dispositivo de este tipo debe ser protegido y más cuando va a ser usado por niños, podemos comprar una funda colorida que valga para nuestra tablet Asus. Aquí tenemos por 19.50 € un modelo muy atractivo y disponible en varios colores que seguro que gusta al público infantil.
Lo siguiente es adaptarla en contenidos para que se asemeje lo más posible a una tablet infantil. Podemos empezar por lo principal, la aplicación de control parental. En Google Play Store podemos encontrar unas cuantas, como por ejemplo Kids Place, gratuita y una de las más valoradas y descargadas. Con ella podremos tener dos modos de usuario, uno para adultos, al que se accede por contraseña, y otro con interfaz infantil, solo acceso a las aplicaciones que permitamos y la posibilidad de controlar el tiempo y los horarios de uso incluso por aplicaciones.

Kids-Place-app-control-pare

El último paso será descargar aquellas aplicaciones educativas, juegos, e-books… que queramos que los más pequeños utilicen y…¡voila! Ya tenemos nuestra tablet normal de uso infantil por 120.90 €

Tablet-infantil-o-normal-2

A favor:

Tenemos una tablet  también por el resto de la familia
Mejores prestaciones a un precio más bajo
En contra:
No tiene la estética de dispositivo propio para los niños ni la resistencia que suelen tener estos
Hay que configurarla descargándose los contenidos adecuados

OPCION B: Comprar una tablet infantil

Pongamos de ejemplo el mismo presupuesto pero que queremos que nuestro peque o nuestra peque  tenga su propia tablet con una estética propia de su edad sin tener que configurarla, bien porque no queremos o porque no sabemos. Una posible elección sería la Chilpad 101 de la compañía francesa Archos, un dispositivo con una pantalla grande de 10.1 pulgadas, procesador de dos nucleos (dual core), memoria RAM de 8 Gb, bluetooth, cámara frontal, salida HDMI para conectarla a la tele y un diseño robusto y muy original, específico para el mercado infantil. Viene con un simpático osito que es un Mp3 que funciona independientemente de la tablet.

osito archos_101hildpad

En cuanto a contenidos dispone de la aplicación de control parental Mobile Parental Filter, Kids Zone con aplicaciones, juegos y herramientas de aprendizaje y acceso a Google Play Store para descargarnos lo que queramos en caso de preferir otras.
Esta tablet infantil la podemos encontrar por 128.00 €. Solo habría que añadirle una tarjeta microSDHC de 8 Gb por 7.5 € para ampliar su capacidad de almacenamiento y ya tendríamos completada nuestra opcion: tablet infantil por 135.50 €.

 

archos_101-childpad-microSD

A favor:
Nuestro peque o nuestra peque tendrá una tablet propia, que además se asemeja a un juguete y que viene diseñada con materiales más resistentes al uso a veces descuidado que se hace de los aparatos a estas edades. De esta forma no utilizarán los dispositivos de adultos evitando que accidentalmente accedan a material no apto para ellos o cambien algún parámetro de funcionamiento.
Si es de nuestro agrado los contenidos que tiene preinstalados nos ahorraremos tener que configurarla con otros.
En contra:
Por el precio de esta tablet podríamos encontrar una normal con características técnicas mejores.

 

Resumiendo…
A veces se paga el diseño y la comodidad, pero a veces es lo que se busca.
Puedes comprar una tablet normal,  configurarla para que la usen niños y niñas y quizá tener un aparato con mejores prestaciones por menos dinero (dependerá del gasto en accesorios que quieras añadir) o comprar una tablet infantil ahorrandote su configuración y regalándoles un dispositivo propio, más atractivo y más resistente para ellos.
Asique tu decides, tablet infantil o tablet normal 😉

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies